El chollazo de los países de habla inglesa.



Los hablantes nativos de inglés pasan olímpicamente de aprender lenguas extranjeras, es un hecho sabido, reconocido y contrastado. En Inglaterra, EEUU, Irlanda, Australia y Canadá el asunto les resbala, y se ahorran un dineral, y miles de horas de esfuerzo. Por supuesto, lo hacen al precio de permanecer aislados, de vivir en la ilusión imbécil de que el mundo es básicamente ellos, o como ellos. En otroas palabras, son monolingües a cambio de tener más posibilidades de ser más ignorantes, y más limitados.

Leo este artículo en The Economist que afirma que sí, que es cierto, que los británicos son los más monolingües de Europa. Sin embargo, se afirma que esto es un problema, porque aprender una lengua extranjera está muy bien también para el currículum y ayuda también a tener un mejor futuro profesional, incluso para hablantes nativos de inglés. En fin, en realidad casi nadie se lo toma muy en serio. Lean como ejemplo este comentario de un lector:

Clearly the time saved in learning redundant, "nice to have" foreign languages, are being spent in excelling in their own discipline. This is evident in higher ranking on British Universities compared to their European peers. Anecdotal evidence says, entry bars for Finance or Computer Science Jobs in Britain are lot higher, and far more competitive than, lets say Germany. Furthermore, if Guardian / Economist comments are considered as an indicator, I find the readers far more articulate, informed, well-researched than Spiegel, Die Zeit or Neue Zürcher Zeitung !!”

El tipo -aparte de padecer el típico síndrome de la arrogancia etnocéntrica que caracteriza a todo idiota satisfecho con sus propios límites y fronteras- en el fondo tiene parte de razón. ¿Os imagináis todo lo que podríais hacer y haber hecho en vuestra vida si no hubieras dedicado tiempo y dinero a estudiar inglés? Son muchas, muchísimas horas. Y una pasta también, y cada vez más tiempo, y más dinero.

Para mí es una situación injusta, se mire por donde se mire. Otra cuestión es lo que podemos o debemos hacer al respecto.
Aquí un librito de Van Parijs sobre el tema: “Linguistic Justice for Europe and for the World”.

Hablar inglés de forma nativa es un chollo. Lo mínimo que podían hacer los hablantes nativos de esa lengua es reconocerlo, y reconocer de paso el esfuerzo bestial que hacemos el resto de los habitantes del planeta para aprender –obligatoriamente– su lengua materna. Y no es precisamente el caso, sino más bien todo lo contrario. En "anglolandia" viven ajenos a esta cuestión. Su monolingüismo inglés les hace no ser empáticos en esta materia, y provoca que en muchas ocasiones minusvaloren la dificultad de aprender una lengua extranjera -de esto yo doy fe, como profesional de la enseñanza de español como lengua extranjera-. Lo peor de todo, y lo que más hiere, es que a veces algunos dan un pasito más y se ponen tontitos cuando hablas mal inglés, y poco menos que te tratan como si fueras idiota.
He dicho.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario diacrónico de entrevista a Gloria Álvarez, donde nos explica cómo son "los progres".

Discrepando con el "diputado políglota"

Respuesta a Fernando Díaz Villanueva